"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"

"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"
S. Choabert

martes, 3 de enero de 2012

Desvelo

Siegfried Zademack
El efecto de los días festivos deriva en un vigilia que gira en torno a mi almohada, desde donde contemplo sentada en una grada calentita, el panorama prismático de los restos diseminados del barco que hundiste. Con anteojos armados de pequeñas lentes de cristal de roca y acompañada de la música de aquel bar de copas, me sustento de imágenes breves. Así, sentada en una tabla a la deriva, puedo crear los contornos de las figuras alambrando los vacíos con palabras que no consiguen ascender, rebajando el deseo de comunicarme con algo secular y etéreo. Libando los secretos me capturas para entrar en contacto con tu realidad inexistente. Será que el atractivo que veo en tus palabras me impulsa a sentir la esencial unión con tu cuerpo, encarnando los deseos como esperables e imaginariamente realizables. Entre todas tus apariencias y montajes, curioseo por tus cosas y verbos y, aún a riesgo de irritarte, te percatas de mi vigía. Siendo así dudo, "¿también se aman los ojos que no te ven?". Pero siento cierta tranquilidad hasta adormecerme pensando que enloquecer por alguien no es tan sencillo, antes hay que concebir a ese alguien extraordinario y totalmente exclusivo en medio de tanto sobrante, aunque por fortuna, alcanzaría a considerar como hermosas muchas de los personas que me rodean.

35 comentarios:

  1. Es curioso que hables de "palabras encarnadas" (no,no, de palabras rojas no) de la carnalidad que consigue la palabra . De aquello que decía la iglesia y que la gente no pensaba, aunque oía "El verbo se hizo carne": la palabra y el deseo están en esa frase tan "religiosa"...porque es la religión la que habla de "los pecados de la carne" que no son comer faisán o pavo, ternera, cordero...(de Dios, que quitas el pecado del mundo).
    ¿has visto que comentario más navideño?
    Pues, de ahí salió, de tus palabras...
    (Si es que yo, si me lío...)

    ResponderEliminar
  2. es bueno el tener tan buena consideración

    feliz año

    ResponderEliminar
  3. Ya lo decían...la palabra nunca es vana ni vacía, pues siempre habla del alma de quien las pronuncia (o en tu contexto, las escribe). Eso es así, para bien o para mal.
    Hay un poder indescriptible en el verbo; un poder capaz de hundir, de matar, de hacer soñar e incluso de dar vida y color a quienes lo escuchan. Y ese es un don de los Hombres que jamás debiera ser ninguneado.

    Excelente texto!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Rodeándonos siempre hay gente de todo pelaje, pero yo también quiero pensar que aunque no hay muchas que nos harían enloquecer, si que las hay que realmente valen la pena y que son hermosas.
    Me ha gustado mucho ese final.

    Un fuerte abrazo y feliz año, guapa

    ResponderEliminar
  5. Primero hay que conocer. Luego admirar.

    Y luego volverse prisionero.

    Asì funciona, parece.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Cuando las palabras se convierten en notas musicales, una frase pasa a ser el pentagrama de una aria lírica.

    Hermoso texto.

    Gracias por tu visita a nuestro blog, gracias a ella podemos llegar hasta este rincón mágico.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Digo palabra y digo libertad. Digo palabra y digo acción. Gracias a la palabra puede explicarse el mundo, aunque a veces el mundo sea inexplicable.
    Gracias a la palabra se llega al conocimiento, al amor a la amistad. A entender la hermosura de los que nos rodean.
    Gracia a la palabra se puede disfrutar de un bello texto, como el tuyo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Sinto a sensación de estar ollando imaxes dun caleidoscopio. Así é a realidade moitas veces. E con respecto ao de "enloquecer por alguien", chámame a atención a maneira de racionalizalo. É certo que ese alguén ten que amosársenos extraordinario, máis non será o contrario, entolecemos antes de concebilo como tal, e cando nos decatamos de que non é tan exclusivo é cando os cristais do caleidoscopio caen e a maxia se desfai... Uf, que complicado entolecer por alguén, mais hai xente acubillada pola que si merece a pena perder o siso, xente aparentemente allea ao extraordinario... Feliz 2012!

    ResponderEliminar
  9. Sinto a sensación de estar ollando imaxes dun caleidoscopio. Así é a realidade moitas veces. E con respecto ao de "enloquecer por alguien", chámame a atención a maneira de racionalizalo. É certo que ese alguén ten que amosársenos extraordinario, máis non será o contrario, entolecemos antes de concebilo como tal, e cando nos decatamos de que non é tan exclusivo é cando os cristais do caleidoscopio caen e a maxia se desfai... Uf, que complicado entolecer por alguén, mais hai xente acubillada pola que si merece a pena perder o siso, xente aparentemente allea ao extraordinario... Feliz 2012!

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que si, hay muchas personas hermosas a tu alrededor. Mientras tanto, te contemplo, así montada y solitaria en esa tabla a la deriva, desde la que lanzas iluminaciones preciosas.

    ResponderEliminar
  11. "Libando los secretos"...muy bello y sugerente, se presta a imágenes creativas.
    Besos, Esi, para ti, en tu tabla desde la que escribes con tal originalidad.

    ResponderEliminar
  12. Full paranoia con el sexo opuesto, hay hombres-ovejas y mujeres-alces. No temamos a la locura. Es gratis...(mentira, es carísima).

    Bs.

    ResponderEliminar
  13. Es un texto que escribe una realidad y sueños, de verdades y ocultamientos. De vida, de la vida y muerte que puede dar, leer o escribir palabras encadenadas de diferentes sentimientos.
    Como me ha gustado.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué bonito desvelo Esilleviana! Tú si que eres bonita, hermosa, aquí en tus palabras, en tus desvelos... Como se nota la calma, el silencio, la madrugada, el único ruido que hace el pensamiento, la imaginación colocando las palabras...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  15. ¿Será porque apenas dormí 3 horas y media que creo entenderte más que nunca?
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  16. Qué bonita entrada. He sentido como un hilo invisible entre el silencio y la palabra, he sentido música. He sentido!.
    Preciosa entrada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. No es necesario conocer para amar, puede haber una conexión, una química, una chispa que dispara el fuego y lo generaliza. El fuego lo puede iniciar una palabra, una frase atinada en el momento preciso.
    Besos nuevos!!

    ResponderEliminar
  18. Preciosas tus reflexiones, me encanta como te expresas y me alegro de que tengas personas hermosas a tu alrededor.

    ResponderEliminar
  19. Con qué acuñar
    el arsenal de gritos sumergido en mi voz.
    Con qué amarrar esta turbulencia traicionera.
    El día avanza,
    nada me incorpora.

    ResponderEliminar
  20. el tema aqui, es que para concebir ese alguien extraordinario a veces tardamos milésimas de segundo y todo el resto se va a acoplando como piezas de un puzzle

    puzzle que se desarma (a veces) con la misma rapidez cuando nos cae la ficha de que todo fue construido en nuestra mente pero claro, otras tantas pasan años luz hasta que nos damos cuenta

    y mientras tanto que?...hacemos piruetas sobre esa tabla a la deriva para no caernos y terminar de estropearnos la vida con otra historia de amor trunco

    bueno, verás que tu historia de hoy me disparó otra a mí...je
    besos, linda. Muy bueno

    ResponderEliminar
  21. Me he encontrado no solo un espacio hermoso sino una gran fluidez en tus palabras.
    Un abrazo y Feliz Noche de Reyes

    ResponderEliminar
  22. Caramba, pones esa situación algo angustiosa, sabés. Mirá que yo pienso que más vale una ilusión o una imagen de lo que queremos que los demás sean o son que lo que por conocimiento sistemático de ellos sabemos. Un mentira que sabe a dulce o a chocolate o arroz con huevo -que es mi comida favorita- me interesa mucho más que una verdad con sabor a coliflor -que la detesto con toda-.

    Sin embargo, siempre puede ser todavía mejor y eso sí que carcome e inunda. Ah la incertidumbre...

    Abrazos pues.

    Felipe.

    ResponderEliminar
  23. Creo que enloquecer por alguien es más sencillo de lo que pudiera parecer...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Creo haberme calzado unas gafas color de rosa casi desde que nací. A partir de allí me fue imposible no verlo perfecto... y enloquecer.

    :)

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  25. hay que cambiar el estado que nos rodea, así algunas tablas ni irán a la deriva ni otros las utilizarán para salvarse

    ResponderEliminar
  26. pero el poder de la mente lo puede todo, y nosotros somos nuestros peores enemigos

    así que enloquecer es pan comido, si vemos sus ojos a cada reflejo

    ResponderEliminar
  27. Gracias a tí por enseñarme el camino a tu casa, está llena de hermosas palabras que tengo que ir descubriendo despacio.
    Un beso

    ResponderEliminar
  28. Seguro que las cualidades de las personas que te quieren van mucho más allá de la hermosura.

    Bss.

    ResponderEliminar
  29. Vaya dominio del lenguaje y que maravilla de metáforas. ¡Chapeau!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Solamente necesitamos encontrar esa persona. Difícil tarea si pretendemos que esta sea a nuestro parecer perfecta, la imperfección siempre que no sea excesiva no tiene porque desdeñarse, mas aún cuando es nuestra imperfección la que nos hace creer que somos perfectos para la otra parte.
    Siempre hay alguien a nuestro alrededor, que a veces pasa inadvertido y puede ser la pieza clave de una felicidad casi completa, sin necesidad de tener que ir a la deriva sobre alguna tabla mecida por las olas, ni caer en la palabra fácil del buhonero de turno.
    Es cuestión de parase a observar a la gente que nos rodea.
    Un beso Y ¡Feliz Día de Reyes!

    ResponderEliminar
  31. te deseo descanso...
    aunque venero tus vigilias por la elocuencia con la que nos deleitas. Un anhelo es eso,un misterio, unas palabras que te dicen algo de alguien que existe a tan solo un metro y medio de tu indecisión.
    El anonimato es otra máscara más en este carnaval del ser humano. A mi me gustaría tomarme un café con usted para recomendarle el sueño y algún que otro libro, mientras que usted me convencería de que lo virtual genera un misterio que nos hace ignotos y casi elegidos por las deidades, para tener con quien soñar en las noches de elocuente sigilo...y frío, de gélidos latidos adormecidos en esta narcótica rutina de perseguir sus pensamientos sostenidos.
    Te deseo,
    descanso al confesarlo...

    ResponderEliminar
  32. Yo no considero hermosas a muchas de las personas que me rodean... ¡lo son realmente! y como la belleza está verdaderamente en los ojos que miran, yo te miro y te vislumbro así: ¡hermosa!

    dos abrazos :)

    ResponderEliminar
  33. A veces lo mas sorprendente es encontrar la perfección en algo o alguien impensable hasta ese mismo instante. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. No. Enloquecer por alguien no es tan sencillo... es todo un proceso. Del arrebato repentino paulatinamente se aprende a dejarse llevar por las alas de una constante imperfección hasta perder completamente el sentido.

    Besos, Esi.

    ResponderEliminar
  35. Las festividades, las modas pasajeras y la hermosura, siempre son relativas...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar