"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"

"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"
S. Choabert

domingo, 27 de marzo de 2011

Teatro




Sentada en la cuarta fila de la sala, el teatro aparacía de un tamaño mayor al que recordaba de su última visita. Antes de que comenzara la actuación y desde su posición, observó la línea de luces de las candilejas, evocando aquel deseo que creció con ella: su mayor ilusión era trabajar entre focos, en la parte del escenario más inmediata al público, saludando desde el proscenio una vez terminada la actuación. La boca de escena enmarcaba el escenario a la italiana, al cual emergía desde la ciclorama un auténtico personaje: la melancolía. Con su peculiar exhibición, contorsionándose por su propio dolor, a la vez que ensortijaba la bilis negra alrededor de su boca, presentaba sus papeles. A continuación le acompañó un segundo protagonista: el chisme y el cotilleo del mundo literario, con el murmullo y el zumbido de la vida de real de telón de fondo, transfigurandose al sonreir mientras chismorreaban al tiempo que se elevaban los suspiros y el siseo. Con cierta lentitud y dificultad, se dejó ver la timidez, con la modestia de un furgón y la cortedad de un caracol incómodo, recogido de una junco húmedo. Despacio, con sus tempos sincronizados, fueron flotando los distintos intérpretes de la obra de teatro entre las marcas de la escena. No se contuvo la ternura, acudiendo puntualmente a su cita y alegrando al público, mientras colocaba el dedo en la llaga, dando con el punto clave y más conflictivo del asunto: la exposición del cariño y la delicadeza. A su lado tocando el laud, la desdicha y el desconsuelo consumen una maldad de inferior calidad: la desgracia, que sería la peor infelicidad. Entre ficción o engaño y profundizando en un baile de cifras, cambiando una letra por un número, se manifiesta de forma inesperada la inteligencia. Con su buena intención de descubrir la verdad y la facilidad de entender las demostraciones, "dejándole la elegancia al sastre". Y siguiendole muy cerca, el interesado, oportunista, que solo sale con los amigos para que le inviten a cenar. Así, desde la terraza se aprecia como ejecutan su labor los actores, interpretando las señales a través de la cual se adivina el futuro.

30 comentarios:

  1. Hola Esi, es para mi una alegría cada nueva entrada... Veo que has tenido en cuenta el día mundial del teatro, como yo tuve en cuenta en su día el de la poesía...

    Pues eso es la vida, este baile en el que sueños y realidad bailan entre la materia y la verdad, dando vueltas y vueltas en un recorrido
    sin final...no se contuvo la ternura, ni se contendrá. Pues seguirá buscando el acento que queda sin pronunciar.

    qué de lindo sería, poder conversar con usted sin prisa..

    ResponderEliminar
  2. Buena entrada amiga..cada dia tras las bambalinas y hace tiempo , lo más cerca del público...siento a diario el mundo con focos y sin ellos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. hermoso relato para conmemorar el día del teatro, Felicitaciones

    hace mucho tiempo que no voy a ver una obra, como mil años jajaja, a veces el tiempo y los deberes nos alejan de nuestros deseos culturales

    un abrazo y buen inicio de semana
    besitos:)

    ResponderEliminar
  4. La vida es un gran escenario de un gran teatro y nosotros los actores entre tantos decorados desoladores. Somos actores natos y actuamos impulsados por distintos motivos, pero todos lo hacemos en algún momento de nuestras vidas, por amor, por desdicha, por proteger y no perder o por trabajo. La vida es un gran escenario de un gran teatro y los decorados desoladores son los mismos actores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Conjugaste "el teatro del mundo", de la vida, con el Día Internacional del Teatro. Una idea estupenda y una visión muy especial de los papeles que tenemos que asumir cada día.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Con tu maestría -jugando con las palabras- nos has abierto el telón y mostrado los ingredientes de una buena obra y un mejor público. Me recordaste la primera vez que me subí a un escenario -con público- y el agradecimiento que sentí a ese enorme foco que me cegaba impidiéndome ver las caras de quienes sí que me veían a mi, objeto momentáneo de esa brillante luz.

    Te felicito, hermanita. Siempre me atrapas :)

    abrazo de domingo

    ResponderEliminar
  7. Olá passo em seu blog para convidar você a visitar o meu que é dedicado a cultura. De segunda a sexta feira noticiário cultural aos sábados minha coluna poética ás 09 horas da manhã e ás 5 da tarde Chá das 5 sempre com uma participação especial. Irei guardar sua visita lá. Abraços sucesso em seu blog. O endereço do blog é este: informativofolhetimcultural.blogspot.com

    Magno Oliveira
    Twitter: @oliveirasmagno ou twitter/oliveirasmagno
    Telefone: 55 11 61903992
    E-mail oliveira_m_silva@hotmail.com

    ResponderEliminar
  8. Extraordinario desfile de personajes.
    Me encantó.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Mi comentario no ha sido el mas apropiado, pero me has pillado con el estado de animo a metros bajo tierra. Gracias por tus amables y constantes respuestas a mis pajas mentales. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Desde que se abre el telón interpretamos un texto improvisado que en cualquier caso es nuestra única y mejor función. Mejor orientarse hacia la comedia o el musical ¿no?

    ResponderEliminar
  11. No me cansaré de decirte una y otra vez que escribes muy bien.

    La vida es puro teatro, el teatro da vida y se inspira en la vida.

    ¡Feliz lunes!

    (http://anapedraza.blogspot.com/)

    ResponderEliminar
  12. Decía una tía mía, que cuando se levantaba cada día y después del aseo diario se miraba en el espejo y se decía- Ya estás en el escenario a ver como te portas. Y llevava razón pues la vida es puro teatro.
    Gracias por tu visita al blog de Josefa.
    Ya soy tu seguidora. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Admiro mucho a los actores de teatro, nunca podría hacer lo mismo, el miedo escenico me atenazaría, pero es una de las maravilas del mundo, una buena obra y un elenco decente y ¡a soñar!

    ResponderEliminar
  14. El teatro es una quintaesencia de nuestra vida. En lo bueno, en lo malo.
    Devuelvo tu amable visita a La Acequia, en la que espero hallarte siempre que lo desees.

    ResponderEliminar
  15. Nací, vivo y moriré actor. Bellisimo texto. Y ya sabemos lo que dicen: La vida, intenta continuamente parecerse al arte.

    ResponderEliminar
  16. Era tan completa la obra de teatro descrita que casi parecía la vida.

    ResponderEliminar
  17. con la modestia de un furgon me hiciste recordar una coreagrafia de Pina Bausch

    te agradezco la visita y te saludo

    ResponderEliminar
  18. No sabia que era el día del teatro. Mira que bien.
    Excelente el post!

    ResponderEliminar
  19. La vida es puro teatro, y el teatro representa a la vida. Lo has contado de una forma maravillosa.
    Muy buena manera de recordar este dia.

    UN abrazo

    ResponderEliminar
  20.  ❤❤
     ❤    ❤
    ❤      ❤❤ ❤
    ❤       ❤   ❤
     ❤           ❤`
       ❤        ❤`
         ❤    ❤ ❤❤
          ❤ ❤ ❤    ❤
           ❤ ❤      ❤❤ ❤
             ❤       ❤   ❤
              ❤           ❤
                ❤        ❤
                  ❤    ❤
                    ❤ ❤
                     ❤

    Karolina ; ))

    ResponderEliminar
  21. Te invito pasar por mi casa de letras para recoger un premio y de paso, si te apetece, seguir la cadena de un cuestionario. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. La maga del teatro. Esa sí es magia pura y atrapadora.

    ResponderEliminar
  23. Es inevitable que, una vez en escena, uno interprete el papel que le ha tocado, no siempre se trata del que le gustaría pero es lo que hay. Cada personaje expresa su sello personal y a muchos...se les ve venir.

    Eres fantástica!

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  24. Con este texto me hiciste acordar a una canción de Fito Paez, Actuar para vivir.
    "Aquí te aplaudirán, te aplastarán. Aquí la frustración, la piel, las ganas. Aquí serás payaso, domador. Aquí serás el juez, el perdedor. Aquí se invertirán los roles..."
    Gracias por pasarte por mi espacio y por el comentario hermoso que me dejaste.

    ResponderEliminar
  25. permitime que mi mirada sea un poquitin distinta, yo la veo haciendo introspección. Mirando se a sí misma en este escenario que es la vida, momentos de tristeza, de melancolía, de ternura, de desdicha.

    tal cual se ve una obra sentada en una butaca del teatro así la veo a ella viendo pasar imágenes que componen su vida

    te digo más, hasta por momentos insinua adivinar la concreción de proyectos sin realizar pero deseando que se cumplan, como futuro premonitorio

    besos, mi querida y mi disculpa por demorarme en pasar pero estoy con muchisimo trabajo

    ResponderEliminar
  26. Es un bello texto, amiga, bien escrito y con un par de lecturas. Me gusta pensar que ella se va metiendo en el mundo del escenario y ve desfilar en su imaginación todos esos personajes de lo más interesantes.
    Un gusto leerte.
    Un beso.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  27. La vida como teatro, el teatro como vida.
    Me gusta leerte, Esi.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Que bella forma de mostrarnos el teatro, quizá, en algunas caras que no vemos, mientras reímos o lloramos.

    ResponderEliminar