"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"

"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"
S. Choabert

sábado, 19 de marzo de 2011

Seguridad en sí misma

                                     Mujer.  Miguel Camargo



La cómoda que había ocupado un lugar destacado en la habitación de su madre, pasó a formar parte del mobiliario de su cuarto. Sin disminuir el lustre y los recuerdos que aquel mueble con cajones ocupando todo el frente, alberga en sus sentimientos, decidió darle un aire nuevo blanqueándolo. Para ello utilizó el albayalde, un pigmento preparado en bote y aplicado con una brocha, el cual penetrando en las fibras de la madera, resaltaría las fibras de ésta. Su madre le enseñó que debía mantenerse ocupada, afanandose en sus actividades con solicitud y empeño. Poniendo interés en aquello que se consideraba trascendental y  primordial para lograr resultados, pero sin postergar, teniendo a menos lo juzgado como accesorio y nimio. Preservar cualquier asunto fútil le rentaba seguridad a sí misma: dar su parecer sobre una canción, disfrutar de las últimas semanas del invierno, encontrar una explicación a ciertos momentos de estrés y tensión, elegir unos pendientes bonitos,  logrando hallar nuevos yacimientos neolíticos para continuar sus sueños. Entonces cobraban existencia momentos que a pesar de lo cargada que estaba la atmósfera, el tesón junto con el deseo acrisolaba el oro de otros metales. Así, una mirada o un susurro tácito y sigiloso, excedida de su percepción, resurgía a pesar de los engendros más fantásticos del folclore a modo de expresión, captando el roce de unos ojos o musitando entre dientes mientras escuchaba su nombre, alcanzaba un nuevo sentimiento, "sentirse la mujer más hermosa de la tierra donde no había reino que no fuera de ella". Y entre esos planes concebidos para producir ilusión, se tendía sus propias trampas.

31 comentarios:

  1. Hoy caí en mi propia trampa, probé mi propia medicina, como dice la canción.

    Qué verdá eso de que "preservar cualquier asunto fútil le rentaba seguridad a sí misma".

    ¿Quién dijo Libia?

    Bicos de Sábado ocioso.

    ResponderEliminar
  2. Me encantó, niña. Perfectamente hilada la historia, el momento.

    Yo necesito tenderme trampas, algunas veces.

    Abrazo de sábado pre-primaveral

    ResponderEliminar
  3. Tener seguridad y confianza en si mismo, es una vía segura hacia el éxito, siempre y cuando esa seguridad es inquebrantable. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. No conviene demasiado segura de una misma. Nos puede producir ceguera y no ver los huecos.
    Luego, recuperarnos es bastante difícil.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. A veces se hace necesario tendernos alguna pequeña trampa...
    "autotrampearnos" (que seguro que es una palabra que no existe)

    saludos!

    ResponderEliminar
  6. A veces esas trampas son las que consiguen extraerno del abismo...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Una reflexión segura. Un camino para seguir. Buen post.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  8. A veces es mejor ir por la vida con menos seguridad...las caídas son menos duras o al menos, lastiman menos.
    En cuanto a las enseñanzas de las madres, a estas alturas de mi vida, tengo serias, muy serias dudas.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  9. me encantó la mención que hiciste de ese mueble tan especial casi comparándolo con la protagonista de la historia. Hay que sentirse muy seguro de lo que una hace para pintar de blanco un mueble lustrado, pero mucho.

    de la misma manera está segura ella caminando su vida y me parece genial, todo es a partir de una, el resto de las cosas deben girar a nuestro alrededor y no nosotras dando tumbos por ahí

    errores cometemos todos, por muy mucho que nos cuidemos o tomemos precauciones, pero de allí, de las equivocaciones se sale mucho mejor cuando una esta segura de una misma

    un placer leerte y comentar, ya sabes
    besos

    ResponderEliminar
  10. Creo que para sentirse bien con uno mismo no se necesita compararse con los demás...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. y así se encerró en un cajón de la cómoda, trampa circular la de esta mujer.
    me encantó tu relato, el detalle del objeto, la fluidez de la prosa,las palabras exactas.

    un beso*

    ResponderEliminar
  12. Nunca hay que dejar de tener ilusiones,y bueno, bienvenidas sean esas trampas si son provocadas por nuestros sueños...

    dirty saludos¡¡¡

    ResponderEliminar
  13. Toda mujer es la más hermosa sobre la tierra, todas tienen un encanto especial.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Así que cobraban existencia momentos, simplemente genial.

    Desde luego tu mirada ha de ser de hierbabuena dado que cobran existencia aromas en tus líneas.
    Y..aún sin conocerte a duras penas, puedo y debo afirmar sin temor a equivocarme..

    Que estás compuesta por la misma sustancia etérea (pigmentada de albayalde),
    que "mirada de miel"...
    Que tienes su misma edad y me atrevería a decir que hasta el mismo número de pie...
    Parecéis almas gemelas y el destino me condenó al placer de conoceros en una cadena perpetua
    por partida doble e inapelable.

    salud)
    PD: acepto encantado la sentencia...

    ResponderEliminar
  15. Hermoso relato y muy bien escrito.
    Gracias por tu visita.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Casi todos necesitamos trampas para sobrevivir. ¡Si no fuera por ellas!
    Buen texto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Mujer, qué linda, peligrosa, intrigante, sugestiva, tramposa palabra...

    ResponderEliminar
  18. Quiero escribir aquí, que esta mujer que nos regala sus post, es una buena persona, tal vez de las mejores que me he encontrado por este mundo virtual. No quería que ninguno de ustedes dejaran de saberlo, aunque algunos ya lo saben.
    Mi mejor saludo para usted, hoy estoy de un tierno que doy asco.

    ResponderEliminar
  19. BIENVENIDOS BIENVENIDOS

    Paloma de besos, ya volar ... *
    Mejore su estado de ánimo, en el corazón del calor * roznieci, Piensa en mí hoy en día, tan dulce y agradable *, To Heart más cálidas en el centro de un hecho ... *

    ______ _s$$$$s
    _______$$$:●)$$
    ______$$$$$$$s:> ♥ ♥ ♥
    _____s$$$$$$ss,
    __§???§???§??$$s,
    _???§?§???$$$$$$s,
    §???????$$$$$$$$s$s
    §???§§???$$$$$$$$$$$s,
    §?????????$$$$$$$$$$$sss,,
    _§§???§????§?$$$$$$$$$$$ss,,
    ___§§§?????????$$$$$$_ss$$s$$s,,
    ______§§§§?????__$$$$__$$$_$$$s
    _______//___//_(¯`v$$(`v´¯)
    _____m(¯`v´¯m (¯`(Z)´¯)(A)´¯)
    ____(¯`v´¯) (_.^._)¶_¶(_.^._)
    ___(¯`(I)´¯)¶§§§§¶(¯`v´¯) `v´¯)
    ___¶(_.^._)¶§§§_¶(¯`(E)´¯)B)´¯)
    _¶¶§§§§§§¶(¯`v´¯)¶(_.^._)`v´¯)
    ¶§§§§§§¶_(¯`(L)´¯)(¯`v´¯)✦)´¯)-
    ¶§§§¶_¶§§¶(_.^._)¶(¯`(A)´¯)._)
    ¶§¶_¶§§§¶_¶§§¶_¶_¶(_.^._)¶§¶
    _¶§§§§¶_¶§§§¶ ¶§§§§¶_¶_¶§§§§¶
    _¶§§§¶-¶§§§¶¶ ¶¶§§¶_¶§¶_¶§§§§¶
    _¶§§¶_¶§§§¶_ ¶¶_¶¶¶§§§§¶_¶§§§¶
    _¶§¶_¶§§¶¶___¶¶_____¶¶§§¶_¶§¶¶
    _¶§§§¶¶_______¶¶______¶¶§§§¶¶
    __¶§¶_________¶¶_______¶§¶¶
    ___¶__________¶¶________¶

    Karolina from Poland ; **

    ResponderEliminar
  20. En realidad, el juzgar los propios movimientos desde la proximidad del tiempo produce resultados anómalos. Las trampas no son tales cuando ese tiempo ha pasado, que es justo cuando descubres que ya no eres el mismo protagonista. Lo único importante es no perder la senda. O inventar otras, que es otra manera de caminar.
    Envuelves las propias vivencias (supongo que eso son) dentro de un velo un tanto críptico, pero esta claro que sólo tú las comprendes y el resultado es muy sugerente.
    Saludos desde la Galicia que toma el sol.

    ResponderEliminar
  21. Que delicadeza. Sacándole lustre a la cómoda y a los pensamientos, le sacás lustre al lenguaje-.

    ResponderEliminar

  22. · Un perfecto análisis de los intríngulis de nuestras almas. Trampa sobre trampa, "actos diversivos" que diría Adler, para no enfrentarnos a nosotros mismos.

    · Saludos

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  23. Pintar de blanco la cómoda es, en el fondo, otra trampa. Es pretender cambiar la esencia de algo que, tarde o temprano, volverá a mostrarla.

    Aquella cómoda volverá como vuelven todas nuestras verdades.

    Una imagen muy buena para fijar el relato.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Algunas trampas estan precisas y armadas para algunos momentos de transición y puenta. Cuando pueda ya no usara trampas y se dedicará solo a embellecer.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. que sensación tan lindamente ilustrada...

    ResponderEliminar
  26. A veces es mejor andar por la vida con menos seguridad... quizas entonces los golpes de las caidas duelan menos.
    A veces tambien me hago trampas... muchas (lo confieso)
    Besos a tu alma niña!!!

    ResponderEliminar
  27. Un interesante texto con un final para reflexionar.

    ResponderEliminar
  28. Haz mucho para no pensar en nada, futiles estrategias que nos inventamos..momentaneamente dan resultados hasta que tomamos las fuerzas necesarias para despertar del ensueño..

    ResponderEliminar
  29. Ando de hospital con mi hermana mayor... vuelvo en un par de días y me actualizo

    DOs abrazOs y dOs besOs O

    ResponderEliminar
  30. muy buen texto, muy bien hilado, y deja pensando en lo que se plantea, Felicitaciones

    más más abrazooooos

    ResponderEliminar