"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"

"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"
S. Choabert

jueves, 14 de noviembre de 2013

Puentes reverenciados


Punteo puentes para que la sombra de tus alas acaricie la rampa de lanzamiento desde donde proyectas los nudos que te elevan hasta mi. Desde el andarivel, saltas con agilidad por encima de mejanas y caceras como si de trapos intactos se tratara, en el ínterin marco parajes donde la charla sea una coreografía innovadora. Marco señales de caracol en la pasarela, sin dejar de pintarme la boca, para que bailes agazapado bajo mis torpes pies antes de escabullirte por la articulación artificial que te une conmigo. Con disimulo, los pontones van cobrando vida en el momento que las raíces de mi suelo se empeñan en agitarse en torno a la humedad de tus pasos y así van creciendo hasta formar un puente por el que camino entre el cielo de tus suspiros y la tierra de tu fuego. El puente al infinito marca el final del camino donde tus manos de fuego al notar mis labios, me conducen a ese espacio indeterminado donde se queman todos los papeles.

29 comentarios:

  1. Después del paso obligado por el control del diccionario donde declaro mi cosecha de palabras nuevas, te hago una señal con la mano y te deseo un buen viaje hasta tu séptimo cielo.
    Tus escritos siempre son un placer.
    Abrazo y sonrisa :))

    ResponderEliminar
  2. Qué rico vocabulario Esi, he tenido que ir al diccionario pues no comprendía algunas palabras.
    Qué buena eres che...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Los papeles fluyen y las aguas arden bajo esos puentes tendidos.


    Bss

    ResponderEliminar
  4. Reverenciar puentes al infinito...que tarea maravillosa.

    ...El puente al infinito marca el final del camino donde tus manos de fuego al notar mis labios, me conducen a ese espacio indeterminado donde se queman todos los papeles.

    Me encantó, como siempre una alegría leerte Esi.
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Debe ser el carajillo de la sobremesa pero...y yo que he leído una escena hot del 10, jejeje...

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Con esos sentimientos, se te tuvo que hacer muy corto el paso del puente :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Somos el puente hacia el infinito, arqueado sobre el mar, buscando aventuras para nuestro placer, viviendo misterios y desafíos, sometiéndonos a prueba una y otra vez aprendiendo el amor.

    abrazo

    ResponderEliminar

  8. Bien leída, tu prosa es prosa poética.
    Un placer, claro.

    · un abrazo

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  9. Y los que no se queman, se pierden. Mejor.

    ResponderEliminar
  10. es curioso...un puente permite el tránsito por donde no podemos....

    ResponderEliminar
  11. Soy el más idiota de tus comentaristas, no he entendido nada...

    Besón.

    ResponderEliminar
  12. Pues esta entrada me ha encantado, me parecía ver a esos jóvenes saltando mobiliario urbano, paredes, puentes, setos y también palabras, con la misma agilidad con la que escribes.
    Besitos, Esi, besitos

    ResponderEliminar
  13. ¿Verdad que los puentes tienen "algo"?

    Acercan , alejan , juegan con las distancias , distraen las nostalgias y...en mi caso...me dan vértigo.

    Beso.

    ResponderEliminar
  14. Me desmayo, el final es el final. Ese lugar indeterminado pero que suponemos, y hacemos bien, precioso. Ahí termina todo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Los puentes unen, pero también sirven para huir

    ResponderEliminar
  16. En plan chusco te diré que éste gobierno nos robó los puentes, pero bueno los otros puentes tiene algo de poesía, aunque parezca mentira el puente Milvio de roma tiene su aquel.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Un bonito puente que une tus palabras para regalarnos este micro. Me ha encantado. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
  18. no sé el motivo, pero coincido con Valaf, que por más que intento imaginarme otro modo de leerte, se convierten tus palabras en una escena de placer, donde se cobijan dos seres que se aman, no existe otro modo de plasmar tus palabras en mi mente, cada estrofa, cada línea, me lleva de nuevo a imaginar a dos personas que se entregan al universo infinito de la pasión..... besos!!!

    ResponderEliminar
  19. Cada uno construye los puentes que puede, la cuestión es que sirvan a su propósito.

    Muy bueno.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Vuelvo y me encuentro con tu enrevesada pero sugerente entrada que nos lleva a cruzar ese puente que lleva a la orilla exacta del deseo.
    Tu labor didáctica, es encomiable. El diccionario es obligado para masticar tus escritos.
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  21. Un escrito muy bello y romántico. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Puentes que unen o que conducen a aquello que se desea... Muy sugerente tu entrada.

    Bss.

    ResponderEliminar
  23. Que se rompa pero que no se doble, Salú

    ResponderEliminar
  24. Los puentes nos acercan y nos alejan de lo que queremos abrazar y de lo que queremos olvidar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. "Píntate los labios con dinamita,
    arrójate al fuego...y si quema, grita"

    (la shica)

    ResponderEliminar
  26. A mi es que me saben tus letras a poesía, que quieres que te diga, llenas de simbolismo, cargadas de insinuante sensualidad. No se si todo va por ahí o es eso, simbolismo, espero que lo primero.
    Besos Esi.

    ResponderEliminar
  27. Puentes reverenciados me suena a cuando se bota un barco. Lo demás es imaginarme que haces calceta con tus ideas, amiga porque si tu mente ejecutara así, oh, que difícil seria entenderte, jajaja. Cuanta vuelta de tuerca.

    Muchos besos, amiga

    ResponderEliminar
  28. el deseo es un puente al otro, a veces tierra de fuego, a veces tierra quemada..

    ResponderEliminar