"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"

"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"
S. Choabert

miércoles, 10 de julio de 2013

Este jueves un relato: historia detrás de las pinceladas...

In a Summer Cottage, 1895, Konstantin Alexeievitch Korovin.


En la casa de verano abierta al bosque que arreboza mañosamente el lago como un mar cerrado, se autodefendía contra las agresiones del verano nórdico. En la noria inútil de esos días, se exhibe en ese momento íntimo de aseo personal en la primera hora de la mañana mientras su bebé aún duerme. Él desfloró sus últimas invenciones y como un monstruo de sueños, ella tomó la decisión de marcharse hasta caminar por la piel de tierra que guió sus pies al cobijo de madera del boscaje. El agua fría del aguamanil inicia el ritual de los actos en que se divide el manual esencial de establecerse y fijar su propia residencia alejada de la ciudad. Al abrir la puerta de madera, la luz anega la cabaña en usufructo, remendando la luminosidad hasta adelantarse a los demás matices. La mesa con restos de cena de la noche anterior, adorna la estancia irradiando luz al tiempo que la cortina que cubre la ventana, resguarda y escuda el sueño de su hijo bajo el tejado solitario. En este nuevo tiempo, ella despierta cada mañana en ese paraje dejándose mecer por la exuberante floresta. El invierno vuela lejos resbalándose por el fango de la historia natural.


Más historias pictóricas en la que disfrutar de un lienzo o un grabado o un dibujo en casa de Neogeminis
 
 

37 comentarios:

  1. No es fácil vivir así, pero tomar esa decisión es magnífico.

    ResponderEliminar
  2. Pareciera que estás describiendo mi ranchito...jajaja
    Claro que el medioambiente es diferente, ni yo soy ella, ni hay hijo, pero en lo materialmente, es igualito...
    No hay como querer ver las cosas como se piensa...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. Perdóname, quería decir "en lo inmaterial", en la esencia :)

    ResponderEliminar
  4. Perfecta descripción, hasta he oído salpicar el agua sobre la mano y el suelo. A veces esa luz compartida es más que suficiente para hacer nuevos los viejos tiempos.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Un cuadro para extasiarse, Señora...

    ResponderEliminar
  6. Vivir asi...hay que ser enérgico...Al mismo tiempo es un modo de crecer

    besos

    ResponderEliminar
  7. detalles cuidados que se condicen a la perfeccion, el cuadro y el relato son exactamente uno solo. En lo personal sería una utopia pretender vivir de esa manera, por mil motivos que ni vienen al caso, pero seguira siendo parte de mi utopia. No pierdo las esperanzas para el futuro.

    besos, linda

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, amiga por sumarte a esta convocatoria.
    La sutileza de tu relato nos deja ver detalles más íntimos y expresivos de los que alcanzamos ver en la obra a golpe de vista!...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. La paz de la cotidianidad.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Se siente suave el paisaje de los días elegidos en ese hermoso cuadro que nos ofrece y alcanza las palabras.


    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  11. cuando la primavera lo puede todo

    ResponderEliminar
  12. Cuanta hondura y contraste con el vergel...

    ResponderEliminar
  13. Una descripción detallada y tannnn apetecible por mí en estos momentos...

    ResponderEliminar
  14. ...En este nuevo tiempo, ella despierta cada mañana en ese paraje dejándose mecer por la exuberante floresta...
    Que bella descripción, no hay nada más saludable y mágico que vivir (aunque sea por un tiempo) en el bosque o cerca de él, y si hay mar, mejor aún.
    Precioso texto.
    Cariños Esilleviana.

    ResponderEliminar
  15. La pintura ha cobrado vida a través de tus palabras, poniéndola en contexto, acompañando el instante recreado por medio del pincel, con un latido íntimo. Muy bien logrado, me ha encantado!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  16. 1.- qué lindo, gracias por compartir.
    2.- le prendería fuego a esa casa con madre e hijo en su interior.
    3.- besos.

    ResponderEliminar
  17. Bonita descripción, tiene el aire de las historias de invierno de los grandes escritores de misterio, ahora entra el aspecto del misterio, quizás el asesinato del marido.??

    ResponderEliminar
  18. Una pintura curiosa, de dentro a fuera, con ese contraluz marcado por la luz del amanecer. Lo has descrito muy bien.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Yo quiero para mí un espejismo así.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Destila una frescura envidiable. Consigue una invitación para un lugar así, porfi.
    Besitos, Esi, besitos

    ResponderEliminar
  21. Muy buena descripción del cuadro y misteriosa historia la que encierra. Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Es como pasearsepor un bodegón,una estampa viva. Muy acertada la cronista. aunque solo sea por unos instantes, me trraslada a esos aromas naturales. Muy buena cicerone para una visita guiada serías tu. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Es como que leyendo tu texto se pudiera imaginar la pintura sin verla, hermosa combinación de imagen y palabras.
    Tu relato me dio paz, esa paz que dan las cosas libres y naturales.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. la imagen acompañado de tus palabras me han hecho retroceder en el tiempo, en aquellos momentos de mi niñez casi olvidados, retazos de imágenes casi royas y arrugadas, frases y voces casi torcidas y con ruidos sumergidos en silencios, sentimientos completamente oxidados y revueltos, una cabaña al lado del río, con un techo simple por donde la luz del sol puede colarse hasta dentro, con una ventana pequeña para mirar a los cielos, una ventana grande al lado de la puerta donde se ven los animales de granja caminando libres, un perro durmiendo en la puerta, pisos de madera con ese curioso rechinar de nuestros pasos, ese olor característico a leña húmeda y seca, mezclada con el humo y ese tibio nectar de plantas azucarado que servía de recarga de energías que todos llamaban té de hierba luisa, mi tía cocinando lo de siempre con sus vestidos de flores y una blusa sencilla, lavando en el umbral de la puerta alguna vasija para la cena.....

    ResponderEliminar
  25. Tu relato me ha hecho ver cosas que hubieran pasado desapercibidas si solo hubiera visto la pintura.

    ResponderEliminar
  26. Has sacado una buena historia del cuadro y expresada en tus palabras, que dan un plus a esa escena para redondear la evocación.
    Me gusta verte en los jueves. Besos.

    ResponderEliminar
  27. MUY BUENA DESCRIPCIÓN. Gusto en conocerte!!

    ResponderEliminar
  28. Has construido una historia creible teniendo como base la pintura. El cuadro con una escena doméstica, rural y campestre cobra gracias a tu narración un aire entrañable y mágico. Me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. ¡ay! el invierno queda lejos, seguiremos sufriendo el calor urbano del verano.
    Un beso

    ResponderEliminar
  30. Una fuerza increible Esi la que dan tus palabras a esta pintura. Me parece preciosa la imagen del agua cayendo en la mano de ella, si que puede escucharse a poco que uno se detenga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Como dicen los mayores: Hay que ir a vivir al campo, que es mas sano que vivir en las ciudades contaminadas de basura y smog...

    Amor y Paz

    ResponderEliminar
  32. EXCELENTE IMÁGENES CREASTE.
    BESOS

    ResponderEliminar
  33. El cuadro en tus letras cobra más vida si cabe, a sido un enorme placer seguirte los pasos por momentos tan deliciosamente creados.
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Sensacional como llenas un momento tan cotidiano de tanta valentía. Como la luz que entra en la cabaña haciendo emerger los objetos casi ocultos, tus palabras sacan a relucir el valor necesario de tu heroína, capaz de huír del mundanal ruido así como de sus comodidades...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. ay, qué relato tan bello de otro despertar que el de la mañana! por cierto, que tus letras iluminan la penumbra que aún guarda la imágen!
    precioso!

    ResponderEliminar