"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"

"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"
S. Choabert

sábado, 9 de marzo de 2013

Lecciones callejeras

Desde los charcos de la lluvia de estos días, me gustaría barrer hacia el interior hasta pender el tiempo del presente continuo y olvidar el paraguas exactamente en la plusmarca deportiva donde las barreras físicas del parque suponen un arranque de servicio y generosidad. El marchamo de plasma que el barrendero encuentra en el improvisado terreno arbolado, se evidencia en la libreta mojada y en la mezcla de la tinta extendida en las hojas que recogió del suelo. No vaciló al empujar el cuaderno con el recogedor mientras el catedrático continuaba subido en la espontánea grada verde desde el cual ofrecía la doctrina como garante de una sociedad justa, democrática y avanzada. Durante el ajuste de recortes, desprestigio y ataques que sufre el  paraninfo de los actos académicos, el carro de la limpieza del basurero arrastra el casquijo que el viejo reloj de arena retenía, al que ya hace tiempo se rompió el bulbo de cristal. El catedrático no sabe cuanto de todo le queda por delante pero sin duda, siente el compromiso de construir y organizar la lección para no destruir aún más lo conseguido.

La Uni en la calle


30 comentarios:

  1. Ayer en las noticias oí que una profesora estuvo no se cuantos días subida a un árbol para pedir una repoblación. Supongo que su tiempo pendía de una rama...tuvo que bajarse porque se declaró un incendio y su vida (y la del árbol) corrían peligro:tuvo la enorme suerte de tener pies y no raíces. El árbol, no.

    ResponderEliminar
  2. Es muy sencillo: el que está en el poder mantendrá su estatus mejor con un pueblo ignorante y sumiso. "Mis hijos estudiarán porque yo tengo dinero, y tendrán trabajo porque tendrán enchufes"
    LLevo, con este curso, ¡40 años dedicado a la enseñanza secundaria!... estoy perdiendo la esperanza... tengo alumnos de segundo de bachillerato, muy buenos, que declaran que no saben para qué estudian tanto si sus familias no les podrán pagar los estudios universitarios al año que viene.
    ¿Bárcenas, Ana Mato, Camps, Urdangarín..?
    Siempre fui un pacifista.... pero ahora digo: O salimos a la calle con el cuchillo en los dientes o volvemos un siglo atrás. Mi hija acabó su carrera, trabajó un año de becaria en una gran empresa sin cobrar ni un euro, trabajó de profesora universitaria en Ecuador, y ahora es camarera en París, ¿vale?

    Perdona, se me inflamó la vena(por ser fino)


    Bss :)

    ResponderEliminar
  3. Van a por la mayoría. No aceptan que los pobres puedan crecer

    ResponderEliminar
  4. Barrerse hacia dentro y el teacher que insiste en mirar a esa colegiala, no es que tenga podrida la mente, sólo que no hay escapatoria.

    Un beso demente.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, verás tu, muy pronto, los barrenderos, butaneros, mimos callejeros y vendedores callejeros de tiro de la manta,(Sin animo peyorativo) irán a la universidad a dar un doctorado para que los universitarios encuentren trabajo...
    ¡En otro país claro, que aquí no tendrán oportunidad ni de eso!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. El gris de ese día triste en el que ese barrendero daba fe de la mordaza que pretenden los del "negocio", ese día gris me recordaba a otro grises de mis tiempos jóvenes.
    Aquel, con hematomas en el cuerpo, este con llagas en los sentimientos, al comprobar que 50 años no han servido para nada.
    Siguen tratando de sojuzgar la inteligencia para tapar mejor sus manejos.
    Menos mal que todavía quedan personas como es profesor que sabe enseñar a la intemperie, porque la libertad no necesita de aulas ni pupitres. Solo de corazones limpios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. el problema no es del estado al final de cuentas, el problema es del que trae a los hijos al mundo, si el mundo es difícil, para qué demonios trae siete hijos al mundo??? y no en un sólo matrimonio, aquí tienen la fea costumbre de tener cinco en cada mujer y para colmo ni mantenerlos, la culpa no es del gobierno, la culpa la tenemos todos los habitantes del planeta, por tener la estúpida ideología de que cuantos más hijos tiene es mucho más feliz, vuelve a preñarse con ese mismo estúpido que la empujó a pedir limosnas en la calle, y con una sonrisa le cuenta sus vecinas que pronto volverá a ser madre, con el mismo ojo morado y la falta de dientes por culpa de los golpes que recibe a diario.... tengo un hermano que tiene cuatro hijos, no le alcanza para ponerlos a todos en el colegio privado, ha tenido que colocarlos este año en colegios de estado, de quién es la culpa??? no es un iletrado, no es un ignorante, pero a pesar de todo peca de estúpido, y luego qué, culpar al estado porque las universidades son muy caras??? por el simple hecho de que no le alcanza enviar a todos??? muy bien culpemos al estado, que debería de venir con sus tanques a castrarlos a todos!!!!.... sorry... estoy con la cabeza un poco rabiosa :)

    ResponderEliminar
  8. Resignado a saber que la mejor educación no me la brindará el gobierno ni nadie, hay que volver a usar los instintos y aprovechar los recursos que tenemos a mano; no hay que esperar sentado a que nos "garanticen" nada, tomar iniciativa y avanzar.
    Salute!!

    ResponderEliminar
  9. Parece que nunca vamos a salir de este invierno cada día más crudo...
    Pero me resisto a pensar que las semillas de lo conseguido, no lleguen a germinar algun día y no rebroten con más fuerza aún.

    ResponderEliminar
  10. Los cuadernos hay que recogerlos con las dos manos y colocarlos en un altar.

    ResponderEliminar
  11. Y si, al final son ellos los que de todas formas sostienen la estructura. Con recortes o no, ponen el alma. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Estoy con Fram, no en vano el mundo tira p'alante gracias a los optimistas y se hunde irremisiblemente cuando el pesimismo se instala en nuestras azoteas. Pese a los remolinos que invierten localmente la corriente, el río avanza.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Tiempos difíciles... bueno, no perdimos el espíritu luchador, no?

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  14. Vivimos malos tiempos para dejar pasar el tiempo, o permitir que se vierta sin advertirlo. Vivimos la urgencia de unos aprovechados que levantan globos sonda, buscan cabezas de turco o se instalan en el trasiego de favores a costa de los menos favorecidos. Habrá que esforzarse para no tener que acabar dando las clases en una pantalla de plasma en diferido, educando en la conveniencia de los mercados y la inconveniencia de las opiniones de los catedráticos encaramados al sentido común.

    ResponderEliminar
  15. Dicen que en tiempos de crisis el ingeniose agudiza, al final será cierto, la cuestión es no paralizarse.
    Buena entrada Esi.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. El mas implacable barrendero de ilusiones, es el tiempo...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Triste entrada como la triste realidad. Besos.

    ResponderEliminar
  18. -Alguien ha escrito que vivimos en una sociedad en la que solo triunfan los idiotas. ¿usted podría hacer que un idiota triunfara?
    _Depende de la calidad del idiota. Hay idiotas muy osados.
    _¿Está es una sociedad fascinada por la banalidad y la estulticia?
    _Toda no. Pero hoy somos más conscientes de nuestra banalidad y estulticia. Lo aceptamos sin vergüenza.
    _Enseña a educar los sentimientos ¿Cómo lo hace?
    Con cariño y mucho cuidado.
    _Así hacen el amor los erizos...

    El periodista que pregunta es AMILIBIA y la persona que responde es Ana Bayón, coach emocional, Madrid 1975. Ha fundado el Instituto Superior de Inteligencia Emocional de Madrid.

    ResponderEliminar
  19. Vamos encaminados hacia una educación exclusiva para las élites, el lema es, sin dinero no hay estudios, claro que tampoco dan la opción de trabajar, siquiera por una miseria, ¿o sí? el futuro lo dirá.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Aquí solo hay un problema y muy gordo, Educación, un pueblo privado de conocimiento, no es mas que una masa borreguil presta al seguimiento del pastor de turno.

    Muxu bat

    ResponderEliminar
  21. Pues si, que no todo caiga en el cubo de basura y los conocimientos se reciclen en vulgaridad borrega.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Es una visión un tanto negativa, y yo creo que de algún modo se sale y se deja de barrer
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Si alguien diseñara un programa para conquistar y dominar a las personas lo primero que prohibiría sería el acceso a la educación.

    La educación nos hace más libres y menos vulnerables, el PP quiere subditos ímbeciles, dóciles y que no rechisten.

    Son como los dueños del cortijo ocupado por los aparceros que regresan con saña a recuperar lo que creen que les pertenece sólo a ellos.

    Tu texto trata el tema con mucha poética, pero es terrible.

    Todavía no nos hemos dado cuenta de lo que va a significar este retroceso tan enorme de derechos que estamos sufriendo.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  24. Esta claro que unpueblo sin cultura es mucho más fácil de manipular y eso quiere nuestro gobierno...o eso crre que somos, estúpidos...números clasificados...

    Son los que mandan y nos estan retirando al mundo de las cavernas

    Tu texto es terrible y lo deja muy claro....

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Salvemos la educaciòn como nuestro talismàn ante los combates de nuestros enemigos.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  26. Volveremos a los orígenes, como aquellos griegos paseando y estudiando para ir, así, reinventando la democracia.
    Besitos, Esi, besitos

    ResponderEliminar
  27. Si las aulas salen a la calle, que se oiga la voz del pueblo, somos el sector más despretigiado y el que estamos sufriendo en silencio el descrédito y el desprestigio. Ahora vienen en Madrid con las oposiciones a maestro.. qué falta por oír, hasta dónde vamos a aguantar... Somos la cabeza de turco de un sistema corrupto y amoral..
    saludos.

    ResponderEliminar
  28. El futuro está en peligro, cuando un país no goza de una buena salud educacional, al cabo de los años se resiente, pues los estudiantes de ahora son la generación del futuro. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  29. Hola Esilleviana, ¡tienes los comentarios que arden!! y sólo he leído unos pocos. Yo creo que la educación y la cultura de un país NO son negociables, igual que la sanidad. Dejo a un lado a los ciudadanos porque creo que no tienen culpa y a todos los maestros porque sólo son víctimas de una gestión que en los últimos veinte años no se ha preocupado de reivindicar el prestigio y el respeto que merecen.

    Un país de "iletrados" promoverá gobiernos "ignorantes", y la rueda es imparable con todo lo que perdemos.

    De tu micro me quedo principalmente con "siente el compromiso de construir y organizar la lección para no destruir aún más lo conseguido", porque creo que con gente comprometida podremos salir adelante.

    Gracias Esi, es un placer venir por tu casa.

    ResponderEliminar