"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"

"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"
S. Choabert

jueves, 16 de agosto de 2012

Este jueves un relato: El calor


Alrededor de una sorprendente caja china, notando el calor del carbón prendido de la tapa en las mejillas, sostenemos la sonrisa y las palabras mientras dentro del arcón se cocina la carne que nos reune cada verano al mismo grupo amigos de todos los estíos. La canícula nos convoca en la confluencia de cinco caminos diferentes y allí, en la cita del pueblo de este verano todo se nombra, no es tarde para escuchar el son de las melodías del coro o los sencillos pretextos para explicar cómo vivimos: "Reino Unido amenaza con detener a Assange en la embajada de Ecuador" o "sanidad obliga a Mercadona a retirar 11 productos cosméticos por una mezcla indebida de ingredientes" o "la guardia civil desmiente las palabras de la Delegada del Gobierno en Canarias" o "el traje de igualdad de los empleados varones de El Corte Inglés". Después de asar todas las noticias, haciendo comestibles asuntos dispares y alejados de lo que nos afecta directamente, churruscamos las noticias de entretenimiento a las que agregamos un poco de sal "porque los ciudadanos están tan cansados que necesitan leer informaciones de entretenimiento" arrastrándonos con todos los despojos y sedimentos hacía sus dictamenes. El calor mediático nos atrapó hasta que el morapio nos apartó de la ruina del papá Estado.



"¿ Por qué muchas verdades actuales expresadas en un tono algo patético enseguida parecen perogrulladas? ¿ Por qué en nuestro siglo para expresar la verdad se siente la necesidad , cada vez más imperiosa, de recurrir al humor, a la sátira, a la ironía, de endulzar con todo eso la verdad como si fuera una píldora amarga, de mostrar sus convicciones en público con cierto aire de altiva indiferencia hacia ellas, hasta con cierta falta de respeto, en una palabra, con cierta concesión infame? ".

Fiódor M. Dostoievski ( 1821-1881 )

Mª José Moreno, desde su casa,  nos alienta a escribir para refrescarnos en verano.

36 comentarios:

  1. Buen revuelto de noticias, aunque hay algunas que son "intragables" ¿verdad?. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor, la reunión con los amigos :) y lo inevitables hablar de lo ya hemos hablado hasta la saciedad, pero que en cada tertulia, de una forma u otra, sale.

    Bss.

    ResponderEliminar
  3. Noticias, además del calor...

    ResponderEliminar
  4. Pues en reuniones tales y bajo esas condiciones, yo imaginaba lo siguiente:

    Ellos, reunidos: "Pues este año, tú, merengón, las vais a pasar putas porque os dejamos a 10 puntos mínimo, sabes o qué". O bien, "Será joputa el hijo de Hilario el carnicero...menudo buga se ha comprado el cabrón"

    Ellas, reunidas: "Chicasssss, no os creáis nada: la mujer de Perico el farmacéutico las tiene operadas, además de que no tiene ni idea de maquillarse...¡será hortera la niña! ¡Ah!, y el otro día cuchicheaba con Ramonchu, el marido de Juanita la verdulera"

    Un beso (y quéeeeeee calor, jajajajaja(

    ResponderEliminar
  5. Ese calor mediático, el que más nos está agobiando este verano, del que todos queremos huir pero no es fácil...
    Otra versión calenturienta la tuya, pero muy buena.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Procuro desconectarme leyendo lo menos posible las noticias... en vacaciones y fuera de ellas...
    pero claro, luego una entra al baño, y ve esa crema del Mercadona con la que se ha embadurnado durante más de un año :P


    enfin, besos abisales de vuelta

    ResponderEliminar
  7. encantadoramente poética es tu manera de relatar una situación que ya de por sí es dificil y que, en algunos casos, el calor las torna más torturantes

    besos, linda

    ResponderEliminar
  8. Lo estamos viviendo, y sufriendo...

    ResponderEliminar
  9. Ya se sabe que cualquier roce o fricción produce calor, creo que el darle demasiadas vueltas a una reflexión, también lo produce, ergo, cuando hace calor, como diría aquél, que piensen ellos...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  10. Pues, sí: el morapio de reserva de
    rioja, por buen nombre Glorioso, me acalora, pero me alivia de la mala política.

    ResponderEliminar
  11. Los grandes titulares, el devenir colectivo, camina en paralelo a las pequeñas historias -que son las que a mí más me interesan- de cada día. Pero al final, lo que queda cuando nos vamos a la cama es nuestra biografía y no las hemerotecas. No te acuerdas de cuándo murió Michael Jackson pero sí de cuándo nació tu hijo, como es natural. Y así millones de ejemplos.

    ResponderEliminar
  12. En vacaciones el calor se sobrelleva mejor y sobre todo con los amigos, en esas reuniones es natural que se traten todos los temas de actualidad, no solo nos está salpicando, no, nos está ahogando. Bien regadito todo con un buen vino para que no falte de nada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Echarle algo de humor siempre viene bién, lo necesitamos. Pero convertirlo en algo infame desde luego que no. Y eso es lo que están haciendo algunos periodistas con las informaciones de entretenimiento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. se parece un poco a mis domingos en casa de mi madre, donde nos reunimos los cuatro hermanos que quedamos, compartiendo una carne asada, un pollo a la brasa o algún plato oriental combinado con chaufa, con distintos puntos de vista no sólo sobre la comida, también la rutina de un trabajo que nos escogió y que por ningún lado combina, hablamos de todo un poco, quizás algo de noticias, de nuestras parejas que pocas veces comparten con nosotros esta rutina, escuchando a los niños corriendo por todo el patio, sus gritos de juegos como soldados del espacio mezclados con los ladridos del perro que se mantiene atado para evitar que sean devorados, mi madre riéndose de las locuras que nos inventamos, mortificando a mi última hermana con su enamorado, acompañados de alguna novia nueva que intenta adaptarse a esta familia de locos desatados, no siempre estamos de acuerdo en algo, cada uno con su modo de vida, su religión y sin ganas de querer cambiarnos, somos tan diferentes en todo pero evitamos pelearnos, aunque discutimos siempre existe ese silencio para calmar el fuego, para luego con una sonrisa cambiar de diálogo, sabemos que no somos eternos y que a pear de todo hay que respetarnos, nos despedimos como siempre con un abrazo, un hermano repartiendo bendiciones y el otro repartiendo besos a los sobrinos más callados, volvemos a nuestro mundo, a nuestra casa, a ese mundo que todos los días nos enfrentamos....

    ResponderEliminar
  15. Lo bueno de la televisión es que aún tienen ese botón tan raro que dice: ON/OFF.

    Y el calor... el calor...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  16. en caso de que el estado deje de soportarnos, tendremos que inventarnos superhéroes sonrientes que con sus poderes resplandecientes devuelvan su fe al oprimido y la sonrisa al desencantado. He intentado convertirme en uno de ellos, pero la kryptonita me hizo mala digestión junto con la ginebra del día anterior y ahora me hallo deshecho entre deshechos, yéndome por los páramos y las veredas, haciendo de mis ideas una sustancia líquida e inconexa, que se pierde por los aranceles.

    ResponderEliminar
  17. Somos como somos,si decimos que 11 viejas gracias a una ingesta accidental de productos del mercadona han rejuvenecido al menos Tres segundos,O si Decimos que la delegada del gobierno deja su puesto para correr detras del canario de un guardia civil,o si decimos que los empleados varones del Corte Ingles,cansados de las desigualdad de sexos,van a empezar a mear en cuclillas,,,, La noticia entra mejor,Verdad?
    Pues eso riamonos que el reirse es cosa seria
    m.i.

    ResponderEliminar
  18. Amiga mía, eso se llama cobardía.

    Te dejo un café y un abrazo grande aunque el comentario sea cortito, si?

    ResponderEliminar
  19. Amigos son los amigos... y reunidos: más amigos! Creo que si bien hay cosas inevitables que salgan a colación, lo mejor es aprovechar la compañía y lo que el calor ha unido, no lo separe jamás el frío (de las diferencias, de los desajustes, de las opiniones divergentes o de lo que sea!)... En cuanto a ese olorcillo a asado... mmmmm... me ha hecho bailar el antojo!
    Besitos al vuelo!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  20. Yo no logró merendarme las noticias, siempre hay más de una que se me atraganta y me enfervoriza (o algo así)
    Besos, Esi, besos

    ResponderEliminar
  21. A veces abro la farándula de mi rutina y escarbo, sin razón, la basura de mi propia conciencia.

    Bs.

    ResponderEliminar
  22. Así mismo es, tu calor es parecido al mío, un calor que duele en el hambre y nos sacar el instinto de supervivencia, el calor que en esto malos tiempos, llega el cerebro de la gente y lo llena de impotencia.

    BESICOS.

    ResponderEliminar
  23. Cuando la información llega a los ojos del amable lector, ya está todo "cocinado" por asi decirlo. Lo único que uno logra es atragantarse con palabras e impotencia.
    Mejor comerse un asadito con los amigos, regado con ingentes cantidades de morapio (esto de morapio ya mismo lo adopté) hablando de bueyes perdidos que es lo que finalmente importa (bueno, no es que lo otro no importe, pero es que uno tiene tan poco margen de acción ...).
    un beso

    ResponderEliminar
  24. Hola Esilleviana.
    Gracias por la visita y tu amble comentario en mi blog. Si algo bueno tiene esto es la oportunidad de conocer estupendos blogs y compartir nuestras inquietudes y aficiones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Le respondo a Dostoievski que es la única manera de no cortarse las venas, o envenenarse la sangre hasta el punto de morir de puro asco.
    Y a ti guapa que hacéis bien en darle al morapio, las penas mojadas en alcohol por un rato son menos penas.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  26. ¡Menudos temas para una tertulia al calor del calor!...;)
    B7s

    ResponderEliminar
  27. ¡Uf, como no hacía calor, nos has sulfurado con esas noticias que nos exaltan día a día! Haremos como ellos, darnos al morapio... Besos.

    ResponderEliminar
  28. Creo que es una estrategia para manipular la predisposición pública en favor o en contra de algo. Informar "objetivamente" -sin recurrir a la sátira o al análisis concienzudo y bien argumentado- parecería ser que no es el estilo actual de la mayor parte del periodismo...¿será para hacer más "digestivas" las noticias?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Al morapio le damos, entre amigos, relajados, lo necesitamos porque ya lo dijo Grouxo:
    "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados" y el sarcasmo: "Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros" Groucho Marx.
    Está mal vistos sentido del humor, ironía, sarcasmo, pero son necesarios para salir a flote del naufragio que nos ahoga en el asco.
    El largo y cálido verano...démonos un respiro y tomemos una cervecita con los pies en remojo, o soñemos hacerlo.
    Besitooooooo.

    ResponderEliminar
  30. apaga la tele, en la piscina de casa siempre hay un lugar para resfrescarte

    ResponderEliminar
  31. Estuve algunas semanas sin ver las noticias, intentando darle un refresco y cuenta nueva a mi cansancio, producto por tanto bombardeo de peleas, porque eso terminan siendo las noticias y llevándote, tironeándote. Y sobre todo lo dicho por ti, se le suma una violencia que es de temer.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  32. Me quedo con el morapio y de noticias anda muy alejada porque no me da el tiempo para informarme y después de casi un mes así, considero que estoy mejor aunque no se si esto sera lo que se llama "ahuecar el ala"
    Gracias por participar este jueves.
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Lo bueno del estío, época habitual de vacaciones, es que resulta una magnífica oportunidad de desconectar de esas noticias de actualidad que nos asaetean el resto del año. No se consigue del todo, pero creo que es un ejercicio de higiene mental que resulta a todas luces, necesario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Un revuelto de noticias que van subiendo el calor a medida que se leen. Excelente idea!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Muy buen enfoque. Distinto,entretenido y bien acompañado por el morapio (yo también lo adopto!!!).
    En reunión de amigos, siempre se termina en ese cruce de malas noticias, pero a veces... hace falta un poco de evasión (el morapio supongo ayuda) y darse un respiro, para volver con fuerzas a la más absoluta realidad. No hay forma de cambiarla, sino....

    Besotes y abrazotes y a mirarnos sin maquillaje!!!

    ResponderEliminar
  36. Interesante relato.
    Me quedo con el final, leí hace no mucho que la última forma de resistencia frente al poder es el humor. Somos impotentes ante sus decisiones, pero les ridiculizamos. ¿Imaginas a Rajoy con nariz roja y rizos de payaso? ¿No podría ser De Guindos el próximo malo de batman? (la cara de malo ya la tiene).
    Eso. Besos.

    ResponderEliminar