"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"

"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"
S. Choabert

domingo, 4 de diciembre de 2011

Besos brujos

Stella Sidi

 Una t sorda se escapó de tus labios de ahí que la única licencia de auxiliar de vuelo la encontré en tu boca, tapando el misterio oscuro y blando de tu lengua haciéndote abandonar. Desconozco como ocurrió pero dejé de entender tus ademanes, las señas de tu habla mesurada y consecuente se disiparon como una sospecha permitiendo que la profundidad absorbiera la cobardía paralizando la mirada esquiva. Y mientras tocaba tus labios juntos, fotografiaba cada secuencia precisa para más tarde rellenar el álbum en blanco que tú me regalaste la primera vez que encontramos la llave perdida. Al notar que tus labios se desprendían como una tira de badana cosida entre la suela y la pala, me percaté de la suavidad y elasticidad del fuego fatuo que inflamaba tu interior formando una llama que andaba entre nuestras bocas. Esa quema invisible del pantano de tu boca eran luces pálidas que se veían en el anochecer de mis deseos. En tanto tu experta lengua me convidaba al compás trepidante de una esgrima recta, donde al simple contacto de un punto en común en tangente con el círculo de mi piel se encendía. En esos momentos de vesania lenta atrapabas mi voluntad, a la vez que me reconocía vencida y sin fuerzas por continuar con mi empeño. Y una vez inoculado el veneno solo podía enmelar el mal trago degustando la embocadura, mientras libaba tu excelente reserva.

32 comentarios:

  1. Libar esas excelentes reservas, es néctar de los dioses.
    Reservado al embrujo de una boca que besa misterios oscuros en el callejón del paladar de un deseo.

    Precioso, niña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Esos labios recorren el camino del embrujo, hasta estallar en deseo, en beso, besos y se va degustando el texto.
    Si, precioso!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría saber cuántas veces perdisteis la llave y volvisteis a encontrarla.

    ResponderEliminar
  4. eso de libar...las reservas siempre son excelentes entregas

    ResponderEliminar
  5. ¡Enhorabuena por el excelente relato, pródigo en un léxico ilustre, brillante y armonioso! Me ha gustado mucho, además, me entrego con ameno placer a las lecturas de nivel como es sin duda la talla de tu pluma. Excelente narración, fabulosa manera de tejer vocablos para dar forma a una historia breve conspicua.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Eso sí que es describir con precisión y pasión un beso...

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que sensual descripciòn, amiga mìa.

    Fuerte texto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Tan sencillo como eso. No hay magia comparable cuando la esgrima se hace con el alma descubierta, sin reservas y sin concesiones.
    Brillante.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Una descripción verdaderamente explícita. Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Imposible dejar de soñar y de volar con tan mágicas letras....
    Paz&Amor
    Isaac
    Pdta
    gracias por tus bellas reflexiones sobre mi trabajo, me honras...

    ResponderEliminar
  11. Y al final, claro, si no hay antídoto, lo mejor es dejarse llevar por la miel de esa boca, ninguna resistencia.

    ResponderEliminar
  12. Yo me dejaría envenenar, incluso más de la cuenta.
    Aprendería esgrima si eso fuera necesario.
    Con expertas metáforas, sueltas en exacto compás, se desata una guerra de lenguas que siempre tiene como resultado un empate.
    Excelente texto!

    ResponderEliminar
  13. El sabor de los besos nos pueden envenenar o enamorar o las dos cosas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Con un beso así, envenenarse o no despues, creo, es algo totalmente banal.

    Buen relato, Esilleviana!

    Bss.

    ResponderEliminar
  15. Qué bello beso!

    http://youtu.be/d9TYtTLtNCw

    Después de un beso así,
    yo soy capaz de creerme
    cualquier cosa que me digan.

    Me llevo el almíbar en la mirada...

    ResponderEliminar
  16. Cómo puede usted entender que estoy lloriqueando, si lo que quiero decir es que Nadal es un caballero y el rey un mamotreto!!!

    ResponderEliminar
  17. De acuerdo, suprimiré la entrada con tu haiku, aunque sigo pensando que está muy bien.

    ¿De Madrid yo? En mi perfil verás de donde soy. Me sorprende tu pregunta. ¿Lo preguntas por...?

    Bss.

    ResponderEliminar
  18. La imagen es fantástica y esa idea de dejar de entender los ademanes del otro se me antoja triste.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Esilleviana, siempre que te apetezca comentar cosillas ajenas al blog y/o entrada/s lo puedes hacer dirigiendote a la dirección de correo electrónico que aparece en mi perfil.

    No me importa decir publicamente mi origen o profesión y, por supuesto, no me han incomodado tus preguntas. Creo que la conversación daría más de sí en otro ámbito más restingido.

    Corto ya, que esto parece un chat jajajajaja!

    Bss

    Ah! Y no, no tenemos ningún día de libre disposicion ubicado entre el 5, 7, 9 de diciembre; por lo tanto, nada de puente. No se porqué andan en los medios de comunicación diciendo que el país está paralizado durante una semana ¿?

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. era necesario conocer los ademanes? siempre son brujos los besos?

    (últimamente pregunto demasiado...reflexiones que me inspiran tus relatos)

    abrazos miles*

    ResponderEliminar
  23. En esos momentos de vesania lenta atrapabas mi voluntad... así es ni más ni menos.

    Esta entrada me llegó más :)

    dos abrazos para ti solita

    ResponderEliminar
  24. Nunca había disfrutado tanto de un beso (leído claro está). Ese embrujo resulta incurable.

    ResponderEliminar
  25. Lo de los besos da para mucho.
    Un tema eterno, siempre capaz de renovarse.
    Un abrazo, Esi

    ResponderEliminar
  26. Pero que besos más inteligentes y literarios ¿por qué me da la sensación al terminar de leer que es un texto sinuoso? Ni yo misma me lo explico. Serán por los besos?? Quizá.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Mírate... estás llena de magia....!

    paz&amor

    Isaac

    ResponderEliminar
  28. No sé lo que seria lo ideal, pero vivimos en un mundo extraño donde todo es posible. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. sonoridad atrapada al fondo de una garganta

    ResponderEliminar

  30. · Buen extracto de un beso. Jugoso.

    · Saludos

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  31. eres experta en eso en convertir cualquier experiencia sensual en un acto orgánico, deportivo o anatómico.. jaaja un beso

    ResponderEliminar