"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"

"¿Quién no habla de un asunto muy importante, muriendo de costumbre y llorando de oído?"
S. Choabert

jueves, 27 de enero de 2011

Adepto

Ser muy aficionada y apegada a algunas de las dependencias a las que estoy habituada, tendrían ciertos inconvenientes de no ser que cada una de estas subordiciones representan pequeñas partículas de mí, que nuncan llegan a colmar el vaso siendo lo último que se podría admitir de mi personalidad, sin acabar con mi paciencia, aún estando dentro de ese porcentaje que proporcionan los datos de la OMS, según el cual un 25% la población está afectada por alguna dependencia. Tampoco existe una edad concreta para quedar expuesta a esta sumisión. Estar sujeta a esta aspirina es como imaginarte, percibir tus omisiones y palabras, advertir tu lejanía y contigüidad, sentir tus labios y manos que me rodean y aguijonean, saborear tu melosidad y sinsabor dando una vuelta completa en el aire, sin saber si caeré sobre una colchoneta o me estrellaré contra las espalderas. Todos mis excesos tienen sus peligros como las ronchas rojas de una erupción leve y pasejera, provocando cierta rasquiña, ansias y comezón solo que mi orgnanismo no tiene quien le ampare, desencadenando un cataclismo inicial, incapaz de entresacar otras opciones. Y así, consigo acostumbrarme a ese extraño conjunto de inclinaciones que constituyen mi caracter insignia: dejar de hacer una cosa por descuido.

8 comentarios:

  1. Estoy casi seguro que con esos datos se han quedado más que cortos. Si de alguna dependencia se trata, creo que más de la mitad tenemos una (o más) y no de las inocentes...
    A hacerse cargo!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Hay dependencias que son una delicia...

    dirty saludos¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Ese tipo de dependencia es con el que muchos sueñan.

    Vengo a agradecer tu visita y la huella que dejaste en mi blog me encontrado con que comienzas andar y te deseo muchísima suerte en esta andadura y que te diviertas mucho durante ella.
    Te dejo bestias

    Ah! me ha gustado mucho la elección musical

    ResponderEliminar
  4. Tenemos una vida llena de dependencias; lo ideal es cambiar unas por otras...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola!

    Gracias por visitarme.

    Me quedo leyéndote.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. ya tiene muchísima vida tu blog!

    ResponderEliminar
  7. Lo que nos hace distintos y nos da presonalidad es ese conjunto de adicciones peculiares: costumbres, gustos, fármacos, ideología, religión, afectos, etc.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Dependencias, caracter...descuidos. A veces somos lo que pensamos, a veces hacemos lo que decimos, a veces tiramos de lo que perdemos y perdemos lo que más queremos.
    Con permiso de Quique González...

    salud y dependencias sintomáticas...

    ResponderEliminar